domingo, marzo 22, 2009

POEMA 20

Cuando me siento triste y lejana se me viene todo el amor de golpe, y escribo y escribo para libe rar mi corazón a veces se me quedan las palabras como un nudo en la garganta y entonces Recuerdo a los poetas más excelsos y dejo que hablen por mi .....



Para que tú me oigas, mis palabras se adelgazan
A veces como las huellas de las gaviotas en las playas.
Collar, cascabel ebrio para tus manos suaves como las uvas.
Y las miro lejanas mis palabras.
Más que mías son tuyas.
Van trepando en mi viejo dolor como las yedras.
Ellas trepanar así por las paredes húmedas.
Eres tú culpable de este juego sangriento.
Ellas Están huyendo de mi guarida oscura.
Todo lo llenas tú, todo lo llenas.
Antes que tú poblaron la soledad que ocupas,
y estan acostumbradas mas que tu a mi tristeza.
Ahora quiero que digan lo que quiero decirte
para que tú las oigas como quiero que me oigas.
El viento de la angustia las suele arrastrar.
Huracanes de sueños A veces las tumban.
Escuchas otras voces en mi voz dolorida.
Llanto de viejas bocas, sangre de viejas súplicas.
Ámame, No me abandones.
Sígueme. Sígueme, en esa ola de angustia.
Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras.
Todo lo ocupas tú, todo lo ocupas. [...]

martes, marzo 17, 2009

LOCOS


Nos llaman locos porque no entienden que vivamos simplemente por el placer de vivir... porque no entienden que entendamos que el dolor es un pos-it que nos congela la vida, para recordarnos que estamos vivos... solo el muerto no siente ni padece, ni se inmuta... ni se mueve...


Nos llaman locos porque amamos simplemente por el placer de amar, porque guardamos bajo la almohada los buenos momentos para cuando se vayan... Porque guardamos bajo la manga el As de improvisar mientras improvisamos ser papás, porque doblamos la esquina cuando queríamos ir recto.... porque cambiamos el rumbo a nuestro antojo, porque hemos creado un mundo propio, donde solo importa lo que nos de la gana, lo que sentimos...


Nos llaman incluso inmaduros cuando no hacemos caso a la sensatez porque vivimos impulsados por el instinto, como el animal que nace libre e inexperto, porque tiramos los relojes y perdemos el tiempo viviendo. Porque fotografiamos las almas sin camaras de fotos.
Nos llaman descarados porque actuamos como niños, porque decimos siempre la verdad, porque no aun sin decirla no callamos la mentira, porque solo damos besos cuando nos nace, porque no le hacemos justicia al protocolo, porque vivimos la vida a nuestra manera.

Porque de las lagrimas moldeamos arte como si moldearamos barro... porque nos regalamos puestas de sol y campos de flores silvestres. Porque vivimos a flor de piel.

Tenemos el alma tatuada y el corazón bordado con el esmero de quien aprende a coser por primera vez... Vemos lo inadvertido y encontramos el rayito de luz hasta en el pozo mas oscuro, locos por que en las noches volcamos el cielo y contamos las estrellas, locos por hacer que lo viejo vuelva a ser nuevo, por devolverle el brillo a lo que estaba mate, por llenar la nada con la propia nada y crear un todo.

Locos porque tenemos la certeza de que vivir es la mayor de las aventuras, porque sabemos que el placer no es solo llegar sino haber recorrido el camino... locos por tener alas en la espalda, por volar al ras del suelo sin perder altura, porque frente al precipicio no tenemos vértigo.

Locos porque tejemos con música el silencio, porque sabemos que cuanto más solo esta uno mas cerca se esta de conocerse, porque hemos asumido que la soledad acompañada no es solo un castigo sino también una opción.

Locos porque somos suicidas a los que no les importa morir de amor. Locos porque preferimos dormir menos de lo que nos gustaría... porque somos trasnochadores y a la vez necesitamos el sol para que nos llene de vida, una especie de vampiros ambiguos.

Locos porque se nos escapan las letras y se nos resbala el pincel sobre el lienzo, locos porque nos peinamos el alma como quien se peina el pelo, locos porque amamos, vivimos y sentimos con locura, locos porque andamos vestidos con la desnudez, porque regalamos el corazón a quien queremos.

Locos porque tenemos hasta la libertad de saber si queremos o no estar cuerdos, y el control de estar cuerdos aun cuando andamos locos y el privilegio de estar locos con cordura.

Locos porque no nos aferramos aunque nos aferremos con fuerza. Nos llaman locos.... y aún asi respetamos y asentimos lo que dicen, porque creemos que tienen el derecho de decirlo, el derecho de descubrir ellos mismos que ellos también podrían estar locos si supieran que pueden.


Ellos siempre nos llaman locos... aunque a nosotros nos encanta estarlo.

lunes, marzo 16, 2009

COLOR


El todo existe,
sólo que para cada uno
es de un color diferente.

Mi todo existe,
porque tu Daniel
tienes todos los colores para mi.

Aunque nunca lo digo,
porque siempre
me guardo mis secretos.

martes, marzo 03, 2009

PENSANDO EN TI

Se me hace extraño pensar... que algo que mide 14 centímetros ha conseguido hacerme sentir que tengo en mi vientre el ombligo del mundo.

Mi mundo.
Entonces me doy la vuelta en la cama, intentando tal vez, encontrar la postura; y siento tu brazo rodeándome y haciendo círculos en mi ombligo.